Crónica de la Misa de Vida Ascendente (29 de enero)

En la Misa de 19:00 horas, una vez concluida la Exposición del Santísimo Sacramento, los mayores de nuestra Parroquia junto a otros mayores de diversos grupos de Vida Ascendente de nuestra ciudad de Cádiz han celebrado una Eucaristía para celebrar la VIII Jornada Nacional de este grupo, presidida por nuestro párroco.

Con alegría y devoción comenzó esta eucaristía entonando el canto “Juntos como hermanos”, y después de los ritos iniciales fueron proclamadas las lecturas correspondientes al día.

Durante la homilía el párroco recordó cómo se fundó dicho grupo y los más de un millón de personas que actualmente componen estos grupos en todo el mundo. Además recalcó los tres pilares sobre los que se fundamenta este Movimiento de Apostolado seglar para mayores y jubilados: amistad, espiritualidad y apostolado.

Durante la homilía también se leyó el siguiente cuento, titulado “El viejo y el manzano”:

En una casa de campo vivía un anciano de 80 años, llamado Juan, que cada día se levantaba muy temprano y se ponía a trabajar la tierra.

Una mañana empezó a hacer hoyos y a plantar manzanos. Al poco tiempo pasó por allí un vecino que, extrañado de la actitud del hombre, le preguntó:


-¿Qué estás haciendo Juan?

-Hoy estoy plantando manzanos, y mañana plantaré otros árboles frutales.

El vecino sorprendido por su entusiasmo, en una tarea nada fácil, le dijo con cierto tono de burla:

-¿Es que crees que vas a vivir para siempre? Tú sabes que los árboles tardan mucho en dar fruto y para ese tiempo tu ya estarás muerto. No podrás probar las manzanas.

-Yo lo sé, dijo el anciano. Pero toda mi vida he comido manzanas que no había plantado yo. No hubiera podido comer ninguna si otros no hubiesen hecho lo que estoy haciendo yo ahora. Solo quiero pagar a mis semejantes con la moneda de la generosidad que otros tuvieron conmigo.

Moraleja: Amor es sembrar para los demás.

Finalmente, la Eucaristía terminaba con una oración comunitaria de acción de gracias.