Crónica de la visita de los Reyes Magos a la parroquia

El martes 3 de enero, en vísperas de la solemnidad de la Epifanía, se celebró en el barrio de La Laguna la presentación de los Reyes Magos, que por la tarde recorrieron sus calles repartiendo entre los niños y mayores, gran cantidad de caramelos.

Al final del recorrido, conducidos por la Estrella, llegaron a la Parroquia de San Servando y San German para adorar al Niño Jesús. Fueron recibidos a la puerta del templo por el padre José Carlos Muñoz. Revestido con capa pluvial, dio una acogida afectuosa a SS.MM. que le estrecharon afectuosos la mano y pasaron con él al interior del templo. Una vez llegados al altar, donde se encontraba expuesto el misterio del nacimiento, los Reyes procedieron a adorar al Niño, que ha manifestado su grandeza hasta los confines de la tierra. Iban acompañados de su séquito y en presencia de gran cantidad de niños del barrio, que les seguían. Fue un momento muy bonito y simpático. Tras el gesto de adoración, el padre José Carlos dijo unas palabras sobre el significado de este acto y los valores que han de resaltar con motivo de este gesto; cualidades como la humildad, la limpieza de corazón y la obediencia, que también deben brillar en los reyes que reconocen en ese Niño al Mesías y Salvador.

Finalmente, los Reyes y todo su séquito, posaron, junto con los niños que quisieron llevarse un simpático recuerdo de este acto, para los improvisados reporteros que guardaron una imagen gráfica de sus hijos y nietos en compañía de los Reyes.

Todos muy contentos y felices se despidieron en la puerta del templo y la comitiva siguió su marcha hacia la Asociación de Vecinos, de donde habían partido.